ACTOR TEATRE / TEATRO

Teatre de Calaix
EL TIET VÀNIA, de Anton P. Chéjov
Dirección de Josep Minguell

chejov y olgaTraducción de Feliu Formosa

Actores: Míriam Alamany, Pere Anglas, Nadala Batista, Oriol Genís, Josep Minguell, Josep Mota, Armonía Rodríguez y Sílvia Sabaté

Una coproducción de Teatre de Calaix y Teatre Zorrilla

El teatro de Chéjov levanta acta de la vida. Por debajo de su trazo sintético, lejos de cualquier estruendo dramático, se agitan tempestades y deseos, se nos muestra el crisol de estados de ánimo que forman parte del escenario de nuestras relaciones afectivas y de nuestra experiencia práctica de las cosas. El tiet Vània (El tío Vania) es un buen ejemplo. Estrenada en 1899 en Moscú, la obra es un retrato genial del inevitable derrumbe de las expectativas vitales. Con una rara perfección en el dibujo psicológico y en la descripción -con ironía y humor- de las rutinas diarias en su entorno rural, los personajes viven la angustia de no haber encontrado una verdadera razón de vivir, de no saber afrontar el fracaso profesional y afectivo. Las circunstancias les superan e, incapaces de modificar el rumbo de las cosas, viven una pequeña muerte a cada instante. Y lo más trágico: son conscientes de ello y se sienten impotentes. Tragedias íntimas, calladas. Las que derivan de la fractura entre las esperanzas humanas y la cruda realidad. En la presente adaptación interpretada, entre otros, por Oriol Genís, Sílvia Sabaté, Míriam Alamany i Pere Anglas, a lo mejor descubriremos que, cien años después, aún somos hijos del tío Vania.

Atrás